domingo, 23 de octubre de 2011

Tarta de Elote


Octubre De Oro Alemán Con Tarta de Elote De Mi Tierra

Nos encontramos ya en pleno otoño, hemos tenido algunos días lluviosos y las temperaturas apenas si alcanzaban los 8°C.
Como todos los años, Georg me recuerda que el tiempo siempre podría mejorar en este mes y llegar el "goldener Oktober" (Octubre de oro) y que creen por fin después de tanto años como llevó en este país, se ha cumplido la promesa y no solo se trataba de un cuento de fantasía. Estamos disfrutando de un otoño de oro, aunque los días son fríos por la noche y ya con las primeras heladas encima, pero durante el día sol a todo lo que cabe.

Hoy estuve paseando por el bosque recogiendo bellotas, castañas de india, hayucos (los cuales acabé comiendo en el camino de regreso a casa) y por supuesto hojas de arce, esas hojas con ese foliage que me fascina, sus colores, verde, naranja, rojo y en parte azulado y las cuales dan ese hermoso toque al otoño.

Para acompañar esta tarde de octubre dorada por el sol, deseo compartir con Ustedes mi receta Tarta de Elote de toda la vida. Es una receta, donde el ingrediente principal es el maíz (uno de los alimentos básicos de la dieta mexicana), típica de mi tierra y que después de horneada también comparte ese color naranja dorado tan característico del otoño. 

TARTA DE ELOTE

INGREDIENTES: (para un molde rectangular de 29 x 23 x 4 cm)


550 gr. maíz fresco (4 - 5 mazorcas de maíz)
100 gr. harina
120 gr. mantequilla
70 gr. azúcar mascabado
90 gr. leche condensada
3 huevos, yemas y claras separadas
1 cucharadita polvo de hornear
1 1/2 cucharadita extracto de vainilla
1 pizca de sal


PREPARACION: (Precalentar el horno a 180°C)

Con la ayuda de un cuchillo, desgranar las mazorcas. Echar en la licuadora los 90 gramos de leche condensada, añadir el maíz y licuar hasta conseguir una textura cremosa y espesa. Reservar.

Mezclar en un bowl pequeño la harina y el polvo de hornear. Reservar.

Separar las yemas y las claras. Batir las claras con una pizca de sal a punto de nieve. Reservar.

Batir la mantequilla con el azúcar, hasta que consigamos una mezcla esponjosa.

Añadir las yemas una a una y batir hasta que se hayan incorporado totalmente. Añadir extracto de vainilla y continuar batiendo un minuto más.

Agregar la mezcla de maíz y leche condensada y continuar batiendo a velocidad media. Incorporar los ingredientes secos que tenemos reservados en dos veces y continuar batiendo hasta que estén justo integrados.

Con la ayuda de una espátula de silicón, agregar en 2 veces con movimientos envolventes las claras a punto de nieve que teníamos reservadas.

Engrasar y enharinar nuestro molde. Verter la mezcla en él y con la ayuda de nuestra espátula alisar la parte superior. Dar unos pequeños golpecitos con el molde sobre la encimera para asegurar que no quede burbujas de aire.

Hornear por 55 - 60 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo o brocheta, éste salga limpio.

Dejar enfriar en el molde sobre una rejilla por 20 - 25 minutos. Después de este tiempo desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. 

La tarta se suele servir sola. Aprovechando que aún tenía cream cheese frosting (de unos cupcakes de calabaza que preparé un día antes), le he puesto a algunos trozos de la tarta una capa mediana solo por encima del frosting, con un resultado delicioso!










12 comentarios:

Miriya dijo...

Que rico se ve ese pastel Guadalupe! Realmente el maíz es un ingrediente muy latino que nunca deja de sorprender por su sabor. Buenisima receta :)

Besitos que tengas una excelente semana!

Meritxell dijo...

Hola Guadalupe, me ha gustado mucho tu receta.
Besos

Guadalupe Zimmermann dijo...

Querida Miriya,
me encanta recibirte en esta tú casa y me encantaría ofrecerte un buen trozo de este rico pastel!

Te mando muchos besos y también para ti una hermosa semana.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Meritxell,
muchas gracias por tú visita.
Ya me he pasado por tú blog y me he anotado para no perderme ninguna de tús recetas.

Un beso y una bonita semana.

Mary dijo...

Guadalupe es una tarta preciosa y tradicional de tu país ¿verdad?. Me ha encantado y algún día pienso probarla, sin duda.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Así es Mary es una tarta tradicional de mi país y es deliciosa. Ya me contarás cuando la pruebes.
Besos.

Manderley de GuindillayCanela dijo...

No conocía de este pastel y la verdad que tiene que estar delicioso, además al llevar maiz en crudo le da un toque algo más exótico y rico. Todos los días se aprende algo.

Besos

María dijo...

Guadalupe acabo de visitar tu blog y hacerme seguidora,para no perderme ninguna de tus buenas recetitas,si te apetece visitar el mio estare encantada un besito
cosicasdulces.blogspot.com

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Manderley,
muchas gracias por tú visita. En efecto es un pastel delicioso, te animo a probarlo!

Besos, también para tús nenas.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola María,
bienvenida y encantada de conocerte.
Ya me he pasado por tú blog y también me he hecho seguidora tuya. Te felicito tienes un blog muy lindo e interesante, allí nos estaremos viendo.
Besos.

La Perfida Canalla dijo...

Que buena pinta...

Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Pérfida,
gracias por tú visita y tú comentario!
Un beso.