lunes, 31 de octubre de 2011

Pumpkin Cupcakes


NOCHE DE BRUJAS 

Pues ya tenemos encima nuevamente Halloween. Esta celebración es cada vez mas popular. Los alemanes no son la excepción y cada año la celebran con mas fuerza.

Estuve investigando sobre esta celebración, que es mucho más antigua de lo que pensamos, pues esta tradición se remonta hasta la época de los romanos. Aquí les dejo algo de la información que encontré en la web.

Halloween o Noche de Brujas es una fiesta que se celebra principalmente en Estados Unidos, Norte y Centro de México, y algunas provincias de Canadá en la noche del 31 de octubre. Tiene origen en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de todos los santos. En gran parte, es una celebración secular aunque algunos consideran que posee un trasfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840.

La primera documentacion de palabra Halloween (hæl.əʊˈiːn) es encontrada en un documento del siglo XVI y es una derivación de la expresión inglesa All Hallows' Eve (Víspera de Todos los Santos).

Halloween tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, que deriva del irlandés antiguo y significa fin del verano. Los antiguos britanos tenían una festividad similar conocida como Calan Gaeaf. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el Otro Mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. En Escocia los espíritus fueron suplantados por hombres jóvenes vestidos de blanco con máscaras o la cara pintada de negro.

El Samhain también era un momento para hacer balance de los suministros de alimentos y el ganado para prepararse para el invierno. Las hogueras también desempeñaron un papel importante en las festividades. Todos los otros fuegos se apagaban y en cada hogar se encendía una hoguera en la chimenea. Los huesos de los animales sacrificados se lanzaban a la hoguera.

Cuando tuvo lugar la ocupación romana de los dominios celtas la festividad fue asimilada por estos. Aunque ya celebraban los últimos días de octubre y primeros de noviembre una festividad conocida como la «fiesta de la cosecha», en honor a Pomona (diosa de los árboles frutales), se mezclaron ambas tradiciones. Las manzanas eran muy populares y pronto formaron parte de las celebraciones.

La cristianización de esta festividad se llevó acabo en una época en la que predominaban las festividades paganas, los Papas Gregorio III (731-741) y Gregorio IV (827-844) intentaron suplantarla por una festividad cristiana (Día de Todos los Santos) que fue trasladada del 13 de mayo al 1 de noviembre.

En 1840 esta festividad llega a Estados Unidos, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar los «Jack-o'-lantern» (calabaza gigante hueca con una vela dentro), inspirada en la leyenda de «Jack el Tacaño».

También encontré la historia de la leyenda sobre Jack O'Lantern, me pareció tan interesante y por eso se las comparto aquí:

El origen de las famosas calabazas talladas deviene de una leyenda de origen celta (a caballo entre Irlanda y Escocia) sobre Jack «El Tacaño» (Stingy Jack en el original inglés), un granjero que engañaba y mentía a vecinos y amigos. Esta conducta le consiguió toda clase de enemistades pero también una reputación de persona tan malvada que rivalizaría con el mismísimo Satanás.

El Diablo, a quien llegó el rumor de tan negra alma, acudió a comprobar si efectivamente era un rival de semejante calibre. Disfrazado como un hombre normal acudió al pueblo de éste y se puso a beber con él durante largas horas, revelando su identidad tras ver que en efecto era un auténtico malvado.

Cuando Lucifer le dijo que venía a llevárselo para pagar por sus pecados, Jack le pidió una ronda más juntos como última voluntad. El Diablo se lo concedió pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack retó a Lucifer a convertirse en una moneda para pagar la ronda y demostrar sus poderes. Satanás lo hizo, pero en lugar de pagar con la moneda Jack la metió en su bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata. Incapaz de salir de allí el Diablo ordenó al granjero que le dejara libre, pero Jack no lo haría a menos que prometiera volver al infierno para no molestarle durante un año.

Transcurrido ese tiempo, el Diablo apareció de nuevo en casa de Jack para llevárselo al inframundo pero de nuevo Jack pidió un último deseo, en este caso que el Diablo cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol para así tener su última comida antes de su tormento. Lucifer accedió, pero cuando estaba en el árbol Jack talló una cruz en su tronco para que no pudiera escapar. En esta ocasión Jack le pidió no ser molestado en diez años, además de otra condición: que nunca pudiera reclamar su alma para el inframundo. Satanás accedió y Jack se vio libre de su amenaza.

Su destino no fue mejor: tras morir (mucho antes de esos diez años pactados), Jack se preparaba para ir al cielo pero fue detenido en las puertas de San Pedro, impidiéndosele el paso pues no podían aceptarle por su mala vida pasada, siendo enviado al infierno. Para su desgracia allí tampoco podían aceptarlo debido al trato que había realizado con el Diablo, y éste le expulsó de su reino y le condenó a deambular por los caminos con un nabo hueco con un carbón ardiendo dentro como única luz que guiara su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal. Con el paso del tiempo Jack el Tacaño fue conocido como Jack el de la Linterna o «Jack of the Lantern», nombre que se abrevió al definitivo «Jack O'Lantern». Esta es la razón de usar nabos (y más tarde calabazas, al ser más grandes y fáciles de tallar) para alumbrar el camino a los difuntos en Halloween, y también el motivo de decorar las casas con estas figuras horrendas (para evitar que Jack llamara a la puerta de las casas y proponer Truco o trato).

Bien, aquí les entrego esta riquisima receta de los Pumpkin Cupcakes. Les deseo muchos dulces y pocos sustos!!

PUMPKIN CUPCAKES

INGREDIENTES: (para 12 cupcakes)

195 gr. harina todo uso
115 gr. mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
200 gr. azúcar blanca
2 huevos L
1 cucharadita bicarbonato sódico
1 cucharadita canela molida
1/4 cucharadita jengibre en polvo
1/4 cucharadita clavos de olor en polvo
1/2 cucharadita sal
1 cucharadita extracto de vainilla
75 gr. puré de calabaza (para el puré les recomiendo utilizar la calabaza Hokkaido o también llamada Potimarron o calabaza castaña, ya que da un sabor excepcional)


PREPARACION: (Precalentar el horno a 180°C)

Colocar las cápsulas de papel para cupcakes en los moldes especiales para muffins.

En un bowl mediano tamizar la harina junto con el bicarbonato sódico, la canela, el jengibre, clavos de olor en polvo y la sal. Reservar.

Acremar la mantequilla junto con el azúcar a una velocidad media hasta que quede esponjosa. Bajar la velocidad de la batidora y añadir el extracto de vainilla y continuar batiendo. Agregar los huevos uno a uno. No añadir el siguiente hasta que el anterior este totalmente integrado. Añadir la mezcla de harina en 3 veces, alternandola con la adición del puré de calabaza en 2 veces. Batir hasta que justo todo esté bien integrado. Tomar cuidado de no batir demasiado la mezcla.

Con la ayuda de una cuchara, verter la masa en los papelillos de los cupcakes de manera uniforme.

Hornear aproximadamente por 18 - 20 minutos, hasta que estén firmes al tacto y doraditos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Retirar del horno, dejar enfriar 5 minutos en el molde. Cuando haya pasado este tiempo, sacarlos cuidadosamente y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

CREMA DE MANTEQUILLA A LA VAINILLA


INGREDIENTES: (para decorar 12 cupcakes)

190 gr. mantequilla, a temperatura ambiente
150 gr. azúcar glass
2 cucharaditas extracto de vainilla
10 gotitas de colorante alimentario en naraja (yo le puse el de la marca Americolor en forma de gel)

PREPARACION:


En un bowl añadir la mantequilla, el azúcar glass, el extracto de vainilla y batir hasta conseguir una mezcla suave, cremosa y consistente. Añadir las gotas de colorante y batir un minuto mas.

DECORACIÓN:


Preparar una manga pastelera con una boquilla de estrella y rellenar con esta crema. Formar remolinos sobre cada cupcake; yo además los he adornado con toppers alusivos a Halloween.







11 comentarios:

María dijo...

Guadalupe, tienen una pinta realmente deliciosa y la crema de calabaza tiene que darles mucha suavidad. un besazo.
cosicasdulces.blogspot.com

Miriya dijo...

Guadalupe querídisima :) que buena historia la de halloween, justo ayer vi un programa donde hablaban del origen de la festividad en el history channel, y es increíble que con todo esto del mundo globalizado, ya esta festividad se celebra cada vez con más fuerza en regiones más remotas.

Que ricos se ven esos cupcakes, la cremita muy suave y esas decoraciones demasiado monas :) espero hayas celebrado con los tuyos por allá.

Besitos y buena semana!

Mary dijo...

Guadalupe, qué bonitos te han quedado, así me apunto yo también a celebrar Halloween.El colorcillo del frosting es delicioso...

nieves dijo...

Son geniales Guadalupe, te quedaron preciosos! Besos!

Karmen dijo...

¡Riquísimas!

¡Besitos!

milowcost

primer sorteo de cumpleblog

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola María, te la recomiendo es en efecto una receta riquisima!
Te mando un beso grande.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Miriya, hermosa, muchas gracias por tu visita. Es impresionante como la globalización nos une a todos a traves de estas celebraciones.
Un beso fuerte.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Mary, gracias por tú visita y que bien que te haya animado a celebar Halloween.
Besos.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Karmen, muchas gracias por pasarte por mi blog. Te recomiendo mucho esta receta.
Por cierto, te felicito, tienes 2 blogs preciosos.
Un beso.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Nieves, muchas gracias. Yo también te mando muchos besos.

Laly dijo...

Hola guapa,

dando una vueltecita por tu blog me he encontrado con esta entrada que me ha encantado, no sólo por la receta sino por esa maravillosa historia sobre Halloween y las calabazas talladas.

Muchísimas gracias y un fuerte abrazo!!!