domingo, 16 de octubre de 2011

Trufas De Chocolate A La Pimienta



CHOCOLATE - XOCOLATL

El Chocolate, también llamado el alimento de los Dioses.

Estuve investigando en la web acerca del chocolate. Aquí les comparto un poquito de la inmensidad de información que encontré sobre este manjar:

La palabra Chocolate proviene del náhuatl "Xocolatl", que es la lengua de los Aztecas. El chocolate se obtiene de la mezcla de azúcar con dos productos derivados de las semillas del cacao: la pasta de cacao y manteca de cacao. A partir de esta mezcla se obtienen los diferentes tipos de chocolate.

A pesar de que no se conoce el origen exacto del árbol del cacao, se dice que tuvo sus principios entre el río Orinoco o el río Amazonas y poco a poco llegó hasta el sureste de México. Otras teorías dicen que fue exactamente de manera opuesta y que se extendió desde el sureste de México hasta el río Amazonas. Lo que si queda claro es que su primer uso fue en México.

En los primeros tiempos el consumo parece haber sido en forma de una especie de «cerveza»; es decir, una bebida basada en la fermentación más que de los granos del cacao de la pulpa del mismo.

De acuerdo a la mitología maya, Kukulkán le dio el cacao a los mayas después de la creación de la humanidad, hecha de maíz (Ixim) por la diosa Xmucané.

Siglos después de los mayas, los mexicas (aztecas) continuaron el gusto por el chocolha maya. Se sabe que el emperador Moctezuma gustaba de beber una taza de éste diluido en agua. Una leyenda dice en México que el mismo Dios Quetzalcóatl (casi equivalente al Kukulkán maya) en tiempos ancestrales dio a los hombres en sus manos las primeras semillas de cacao. Era un alimento muy común entre los mexicas y mayas. Su preparación se efectuaba de la siguiente manera: las semillas eran primero tostadas y luego trituradas para hacer una pasta que después se mezclaba con agua. Esta mezcla se calentaba hasta que la manteca o grasa del cacao subía a la superficie. Se le quitaba la espuma y luego se volvía a mezclar -según ciertas proporciones- con la bebida; finalmente se batía energicamente para formar un líquido con una espuma consistente que se bebía frío. A esta preparación de base se le añadían -según el gusto- diferentes ingredientes, como chile, achiote, vainilla y miel como endulzante y harina de maíz como emulsionante básico para absorber la manteca de cacao. El resultado era una bebida sumamente energética pero también muy amarga y picante.

En la región de mesoamerica en México, las semillas de cacao eran tan apreciadas por los aztecas que eran usadas como moneda corriente para el comercio de la época. El cacao también era utilizado como moneda en las culturas prehispánicas ya que era uno de los productos que se utilizaban para pagar el tributo al "tlatohani".

Los principales fabricantes de chocolate tales como Valrhona, Domori, Amedei, Charlemagne, Dolfin o Cluizel, saben donde pueden obtener los mejores granos, además controlan su procesamiento con un esfuerzo considerable. Algunos de ellos tienen sus propias plantaciones, en donde se cultiva cacao criollo de alta calidad.

Hace unos días recibí un regalo muy especial de Teresa, mi hermana, unos 6 kilos de Chocolate de la mejor calidad con 70% cacao. Ya en mi receta de la semana pasada, comenzé a utilizar el chocolate, así que para seguir en ello, quiero presentar y compartir con Ustedes el día de hoy la receta de Trufas de Chocolate a la Pimienta. La combinación del chocolate y la pimienta son una exquisitez para el paladar. Disfruten de la receta. 

TRUFAS DE CHOCOLATE A LA PIMIENTA

INGREDIENTES: (para aproximadamente 30 trufas)

2 cucharaditas de pimienta negra en grano
150 gr. nata para montar
180 gr. chocolate oscuro (70%)
20 gr. mantequilla, a temperatura ambiente
2 cucharadas de cacao en polvo


PREPARACIÓN: (Cubrir con papel de hornear un molde rectangular de 15 x 20 cm)

Machacar la pimienta en un mortero. En una cacerola pequeña llevar a cocción la nata con la pimienta. Retirar del fuego y dejar reposar por 10 minutos.

Partir el chocolate en trozos pequeños y echarlo en un bowl mediano. Reservar.

Llevar nuevamente a cocción la mezcla de la nata con la pimienta. Pasarla por un colador y verterla sobre el chocolate. Disolver el chocolate removiéndolo, añadir la mantequilla. Mezclar hasta que todo esté justo integrado.

Cubrir con papel de hornear un molde rectangular de aproximadamente 15 x 20 cm. Verter la mezcla de chocolate en el molde, nos debería quedar por lo menos de 1.5 cm de espesor. Dejar enfriar por 2 horas en el frigorífico hasta que solidifique.

Pasadas las 2 horas, volcar la mezcla solidificada sobre una bandeja cubierta con papel de hornear. Retirar el papel de hornear de la base de la mezcla. Cortar la mezcla solidificada en cúbitos de aproximadamente 3 cm.

Tamizar 2 cucharadas de cacao en polvo en un bowl pequeño. Con la ayuda de un tenedor, dar la vuelta a cada una de las trufas en el cacao en polvo y ya las tenemos listas para pecar con ellas!








8 comentarios:

nieves dijo...

menos mal que aunque es el alimento de los dioses, los mortales podemos disfrutarlo y mucho con recetas como la que tu has hecho, que me parece absolutamente deliciosa!!! humm que perdición!!!
Un beso,
Nieves.
http://igloocooking.blogspot.com

Miriya dijo...

Guadalupe esta receta si o si la hago :)porque amo el chocolate, porque adoro las trufas y porque me intriga eso de la pimienta demasiado.

Que buen regalo el de tu hermana, en verdad lo mejor es el cacao de alto % :)

Y la historia del chocolate es digna de sentirse orgullosas, un producto de tanto uso a nivel mundial y de origen americano, qué mejor?

Besitossssssssssss ya estoy mucho mejor, gracias, espero todo vaya excelente por allá.

Guadalupe Zimmermann dijo...

así es Nieves, ojala puedas hacer la receta, ya verás que te fascinará también!
Te deseo una bonita semana y te mando un beso grande.

Mary dijo...

Hola Guadalupe, encantada de conocerte.Veo que estás empezando y te doy todo mi apoyo,mucha suerte...Ya tienes una seguidora más.No podías haber elegido una receta más acertada para mí.El chocolate me encanta...

Guadalupe Zimmermann dijo...

Miriya hermosa,
me da tanto gusto que te animes con esta receta, ya verás que te encantará.

Te doy razón me siento muy orgullosa al igual que tú.

Me da gusto saber que todo va mejor contigo y te agradezco mucho tús buenos deseos que en verdad necesito bastante, pues los últimos días han estado llenos de cosas tristes y parece que no quieren terminar.

Te mando mucho cariño y besitos.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Mary, el placer es mío. Gracias por hacerte mi seguidora y por tús buenos deseos.
Ya he visitado tú blog y me ha gustado mucho... tús galletas decoradas con glasa y fondant son preciosas. Yo también me hago seguidora de tú blog.
Te deseo una bonita semana y por aquí nos seguimos encontrando.
Un beso.

mariO dijo...

El sabor me intriga, me encanta la cocina creativa... así que con tu permiso me llevo estas trufas

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola MariO, muchas gracias, estoy segura que te encantarán, pero ya me contarás!