domingo, 20 de noviembre de 2011

Mohnmarzipangugelhupf


COMO HACE 26 AñOS...

El jueves pasado Alemania y yo hemos celebrado un año mas juntos, ya son 26! Quien me iba a decir y yo menos lo creería que después de aterrizar aquel 17 de noviembre 1985 en Amsterdam y continuar en coche el viaje hasta Düsseldorf, pensando que esa ciudad sería mi casa por un año, para después volver a México y ahora exactamente 26 años después, en un día igual de frío con cielo despejado y soleado (tan soleado que me costo sacar las fotos), aún me encontraría en Alemania, este país en el que llevó mas tiempo que en la tierra que me vió nacer, pues simplemente no lo hubiera creído.

Recuerdo que Hans y Christian me recogieron en el aeropuerto de Amsterdam y de allí continuamos en coche hasta Düsseldorf, yo venía muy cansada, había sido un viaje bastante pesado, pero en el transcurso a Düsseldorf no pudé pegar el ojo, pues no quería perderme de nada durante el viaje hasta esa ciudad. Cuando finalmente llegamos a Angermund (un pueblito entre Düsseldorf, Kaiserswerth y Ratingen), la familia de Hans me esperaba con café y un Gugelhupf de chocolate y vainilla bañado con chocolate y preparado por Hans mismo; era un pastel delicioso que nunca antes había probado y se convirtió por mucho tiempo en uno de mis favoritos.

Para celebrar un año más con Alemania, este país el cual se ha convertido en mi segunda casa, he preparado este Mohnmarzipangugelhupf, el cual es una delicia, la masa se hace con levadura en polvo, lo que lo hace totalmente diferente y especial. Aquí les dejo la receta:

MOHNMARZIPANGUGELHUPF (TARTA DE AMAPOLA Y MARZIPAN) 

INGREDIENTES: (para un molde de tubo 22 cm) 

Para la masa:
500 gr. harina
1 sobre levadura en polvo (9 gr.)
1 pizca sal
80 gr. azúcar
300 ml. leche
100 gr. mantequilla, a temperatura ambiente 

Para el relleno:
250 gr. semillas de amapola
2 cucharadas sémola
100 gr. mantequilla
500 ml. leche
2 huevos
100 gr. marzipan
60 gr. azúcar
100 gr. almendras picadas
2-3 cucharadas mermelada de naranja amarga
Azúcar glass para decorar, la necesaria 

PREPARACION: (Precalentar el horno a 180°C) 

Para la masa:
En el bowl de la batidora o robot de cocina, tamizar la harina, agregar la levadura seca, sal y azúcar. Añadir poco a poco la mantequilla y la leche. Mezclar con el amasador hasta que la masa quede blanda y elástica. Cubrir la masa con un paño y dejar levar unos 60 minutos en un lugar templado. 

Mientras tanto prepararemos el relleno:
En una cacerola, cocinar las semillas de amapola, sémola y mantequilla junto con la leche, durante 10 minutos sin dejar de mover. Retirar del fuego, dejar enfriar y reservar.

En un bowl aparte, batir los huevos, el marzipán y el azúcar hasta punto de nieve. Agregar las almendras y mezclar muy bien con la masa de ampola una vez que ésta ya se encuentra fría.

Amasar bien nuevamente nuestra masa de levadura. Estirar la masa en forma de rectángulo (aprox. 60 x 30 cm.) y embadurnarla/untarla con la mermelada y nuestra mezcla de amapola. Enrollarla partiendo del lado largo, hacer un doblez en cada extremo del rollo.

Engrasar y enharinar el molde. Colocar el rollo en el molde, cubrir nuevamente con un paño y dejar levar otros 45 minutos aproximadamente.

Hornear por 20 minutos a 180°C. Transcurrido este tiempo, bajar la temperatura a 160°C y hornear por otros 40 minutos mas o hasta que al introducir una brocheta, ésta salga totalmente limpia.

Retirar del horno y dejar enfriar por 20 minutos sobre una rejilla. Pasado este tiempo desmoldar y dejar enfriar completamente también sobre una rejilla.

Servir espolvoreado con azúcar glass.















23 comentarios:

Mary dijo...

Tiene que ser una delicia, con ese relleno y a tí te trae muy buenos recuerdos.¡Cómo pasa el tiempo! Se escapa entre los dedos...

Meritxell dijo...

Hola Guadalupe guapa, muchisimas felicidades por esos años en Alemania y que pases muchos más tan feliz como ahora.
Tenemos algo en común.
El marmorgugelhupf se ve delicioso, ha sido un bonito detalle de volverlo hacer.
Recibe un beso muy grande desde Holanda

nieves dijo...

26 años... que se dice pronto!!! que historia tan bonita!!! que sorpresas nos da la vida! le pastel se ve genial y muy original! Besitos

María dijo...

Guadalupe, imagino que en Alemania te habrán tratado muy bien, claro que con tu encantador caracter sería imposible haberlo hecho de otra manera. Este pastel debe ser delicioso y la entrada muy entrañable. Un besazo enorme.
cosicasdulces.blogspot.com

Miriya dijo...

Que hermosa tu historia Guadalupe y que sensacional se ve ese queque.

Que genial vivir en esos lugares tan remotos, y que ya hayan pasado tantos años y que recuerdes el detalle de Hans, es demasiado tierno.

Con tantas recetas tan buenas que haces ultimamente me dan ganas de lanzarme con una pronto, apenas compre un buen molde para hacer esos queques tan gigantes, me quedo con una de tus espectaculares recetas.

Un besito enorme, que tengas buenisima semana

Julia dijo...

Adoro Alemania y sus dulces. Allí probé por primera vez la semilla de amapola.

Besos,

nieves dijo...

ohhh Guadalupe, que lujo de canción, vivan las mañanitas, viva Jorge Negrete... la estoy escuchando ahora mismo, que bonito regalo me has hecho, muchas muchas muchas gracias!
Un besito guapa!

Jay dijo...

wow..sound scrumptiously tasty..
first time here..love your space..
awesome posts with inviting cliks..
Am your happy follower now..;)
do stop by mine sometime..
Tasty Appetite

Lorena dijo...

Hola Guadalupe! que lindo nombre así se llama mi peque =)
Hermosa historia la tuya, yo soy argentina y vivo en Madrid pero llevo muchos menos años fuera de mi tierra.
Te cuento que he publicado hoy una receta de origen Alemán, o al menos de los Alemanes del Volga, quizás tu la hayas probado alguna vez, si quieres te invito a pasar por mi blog y me cuentas que te parece. Los Alemanes del Volga hablan un dialecto así que quizás el nombre no te suene.
Me quedo a seguirte, ese pastel se ve de maravilla!!!
BESITOs
http://notasenmicocina.blogspot.com/

Núria dijo...

Guadalupe, lo importante es que uno este bien, el lugar casi es lo de menos...si tienes morriña te vas de vacaciones a tu tierra y ala regresas llena de energía ...
el pastel me encanta, el relleno ha de ser muy rico...
besitos

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Mary, en efecto el relleno con semillas de amapola y marzipán es delicioso.
A veces me parece que fue ayer cuando llegue aquí.
Te deseo un bonito fin de semana!
Besos.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Meritxell, muchas gracias por tus buenos deseos.

Cuánto tiempo llevas tu en Holanda?

Te deseo un hermoso fin de semana desde Alemania!
Bessitos.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Querida Nieves,
a veces me parece que fue ayer cuando llegué aquí.

Me alegra mucho que te haya gustado mi regalito para tu cumple!

Te deseo un feliz fin de semana.
Un beso fuerte.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Querida María, si me ha tratado bien, aunque te diré que echo también de menos mi tierra.
Es un pastel riquisimo y la masa de levadura lo hace muy diferente a otros Gugelhupf que se hace con masa pasta flora.
Te mando un beso muy grande y te deseo un hermoso fin de semana.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Querida Miriya, como siempre es un placer recibirte aquí y me hace mucha ilusión que te gusten mis recetas, te lo agradezco y ya me contarás cuando hayas probado alguna de ellas.

Un bonito fin de semana para ti y tu familia.
Un beso grande.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Julia, gracias por pasarte por aquí. A mi también me fascinan los dulces alemanes.

Qué lugares de Alemania has visitado?

Un besito y feliz fin de semana.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hi Jay, thank you for stop here and for your comments.

I will visit now your blog.

Have a nice weekend!

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Lorena, encantada de conocerte!

Muchas gracias, qué edad tiene tu peque? Cuántos años llevas lejos de Argentina?

Aún no he tenido el gusto de probar ese platillo, pero tiene una pinta y te prometo que muy pronto lo haré. Ahora me voy a conocer tu blog!

Te deseo un feliz fin de semana. Un beso.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Núria, tienes razón, exactamente eso hago de vez en vez!
En efecto el relleno es delicisoso, la combinación de marzipán con las semillas de amapola y las almendras son exquisitas.
Besos y feliz fin de semana.

Chocolat dijo...

QUÉ COSAS MÁS RICAS HACES,ESTA TIENE UNA PINTA QUE TE MUERES!!!
UN BESO
PALOMA
WWW.CHOCOLATMALAGA.BLOGSPOT.COM

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Paloma, encantada de conocerte!
Muchas gracias por pasarte por aquí. Me agrada mucho que te guste lo que hago.
Ya me he pasado por tu blog y te felicito es hermoso y haces unas cosas fantásticas!
Un beso y bonito fin de semana.

chusa dijo...

Hola Lupita! me alegro de poder llamarte asì, tenìa una amiga mexicana que vivìa en la isla de Murano en Venecia, la querìa mucho, pero ahora se fue con su marido veneciano de vuelta a Chihuahua y ella ahora es màs feliz.
Tu historia se parece mucho a la mìa, llegué hace 24 años ya, parece que fue ayer, y siempre con el corazòn partido entre los dos paìses.
Tu pastel se ve perfecto, me chifla seguro.
Un abrazo muy càlido Lupita desde Venecia, disfruta del domingo!
Chusa

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Chusa, ya veo que si nuestras historias se parecen mucho! Solamente la gente que vive fuera de la tierra que te vió nacer, comprende los sentimientos encontrado que tenemos y como tu dices el corazón siempre esta partido entre los dos países. De dónde eres tú en España?

Gracias, es un pastel en verdad delicioso, a mi me fascina la ampola y la combinación con el marzipán y las almendras vienen a redondear el magnífico sabor de esta semilla.

Yo también te deseo un hermoso domingo... hoy aquí sin sol, pues todo lo que llevamos de noviembre el 90% ha sido con sol, algo raro para este mes en Alemania, pero te prometo que me acostumbraría felizmente si así se quedará cada año!

Un beso fuerte.