domingo, 29 de enero de 2012

Daifuku Mochi Con Te Verde 餅 もち


UN GRATO E INESPERADO REGALO!

Hace unos días recibí un hermoso e inesperado regalo de mi amiga Nieves. Nieves tiene un estupendo blog Igloocooking, se que la mayoría de Ustedes ya le conocen y los que aún no lo han hecho, no se lo pierdan!

En Febrero pasado, cuando comenzé este blog, nunca imaginé que conocería tanta gente hermosa y contaría con tantos nuevos amigos y mucho menos que recibiría un cumplido como el que Nieves me ha hecho, al mencionar que mi blog le inspira.

Hoy quiero agradecer a Nieves, preparando esta receta japonesa. A Nieves además de cocinar y fotografiar le fascina viajar y se que uno de sus países favoritos (por todas las fotos que publica) es Japón, además de que le gusta el té verde y ya que Japón, el té verde y muchas otras cosas más nos unen, le dedico esta receta. Va por ti querida amiga Nieves!

Se trata de un dulce japonés por tradición, así que les comento un poco de su historia y lo que he encontrado acerca de éste.

MOCHI

Mochi es un pastelito de arroz japonés hecho de arroz glutinoso molido en una pasta y después moldeado.

El Mochi se come todo el año y es tradición tomarlo en año nuevo, cuando es más común su consumo. El mochi es muy pegajoso y algo mañoso de comer.

En Japón se lleva acabo tradicionalmente una ceremonia llamada Mochitsuki. El Mochitsuki es la ceremonia tradicional de moler mochi en Japón.

El arroz glutionoso pulido se remoja durante la noche y se cocina. El arroz mojado se muele con mazos de madera (Kine) en un mortero (Usu). Dos personas se alternan el trabajo, una moliendo y la otra volteando y mojando el Mochi. Estas personas deben llevar un ritmo constante para evitar lastimarse la mano con el pesado Kine. La masa pegajosa se moldea en varias formas (esferas o cubos normalmente).

El Mochi se puede hacer en una máquina para hacer Mochi automática, similar a una máquina panadera. De hecho, el Mochi se puede hacer usando una máquina panadera si el arroz es remojado y cocido al vapor por separado, y después la máquina lo puede amasar.

Uno de sus usos mas populares es en forma de dulce.

Muchos diferentes tipos de Wagashi (dulces tradicionales japoneses) se hacen con Mochi. Por ejemplo, el Daifuku es un Mochi suave y redondo con un relleno dulce de Anko dulce (pasta de judías rojas dulces), por ejemplo. El Ichigo Daifuku es un dulce relleno con una fresa completa.

El Kusa Mochi es una variedad de Mochi con sabor a Yomogi (el ajenjo común). Cuando el Daifuku se hace con el “Kusa Mochi”, se le llama Yomogi Daifuku.

DAIFUKU MOCHI CON TE VERDE

INGREDIENTES: (para 8 - 10 piezas, según el tamaño)

115 gr. harina de arroz glutinoso (la encuentran en tiendas asiáticas)
50 gr. azúcar
100 ml. agua
1 cucharadita té verde
150 gr. pasta de alubias rojas dulces (la venden ya preparada en tiendas asiáticas)
1 cucharada azúcar glass
Maizena, la necesaria

PREPARACION:

En un bowl apto para microondas, mezclar la harina de arroz, el azúcar, el agua y el té verde.

Cocinar la mezcla por aproximadamente 2 minutos en el microondas, en intervalos de 30 segundos, controlar que no se queme y remover de vez en cuando con una cuchara de madera para que no se pegue al bowl. La mejor manera de saber si nuestro Mochi está en su punto, es cuando tiene una consistencia, suave, pegajosa, lisa y no húmeda. Retirar del microondas y dejar enfriar unos dos minutos.

Mezclar en un bowl pequeño una cucharada de azúcar glass y una cucharada de Maizena. Extender esta mezcla sobre un plato grande y liso. Reservar.

Espolvorear la encimera de nuestra cocina con Maizena y volcar la masa de Mochi sobre ésta.

Cubrir nuestras manos completamente con Maizena y rebozar un poco la masa de Mochi en la Maizena que hemos puesto sobre la encimera. Dividir con nuestras manos la masa en 8 a 10 piezas, según el tamaño que queramos tengan nuestras bolitas de Mochi finalmente y colocarlas sobre la encimera.

Trabajar cada bolita de masa con las manos (no olvidar cubrir muy bien nuestras manos con Maizena) y formar discos con ellas de aproximadamente 6 a 7 cm de diámetro. Colocar sobre cada disco 2 cucharaditas de la pasta de judías rojas dulces. Cerrar cada disco, uniendo las orillas y utilizando nuestras manos darles nuevamente forma de bolitas.

Rebozar cada bolita ya terminada en nuestra mezcla de azúcar glass y Maizena, ésto ayudará a que, al servirlas puedan cogerse sin problema (por lo pegajoso) con las manos. También se pueden rebozar en ajonjolí, que va muy bien con el sabor del te verde.

Itadakimasu! いただきます(Hiragana. Es una expresión utilizada por los comensales cuando el anfitrión les ofrece algo de comer, aunque no existe una expresión exacta para buen provecho en japonés!)










21 comentarios:

nieves dijo...

Hola Guadalupe, no puedo estar más emocionada, sabes estaba durmiendo pero mi niño ha decidido que ni de casualidad, juerguista que me ha salido, así que me he despertado y he encendido el ordenador.. y mira con lo que me encuentro, que maravilla! primero por las preciosas palabras que me dedicas, eres un sol, yo tampoco nunca soñé que haciendo algo que me gusta tanto como cocinar y escribir acerca de ello iba a conocer gente tan genial y estupenda, en especial conocerte a ti, eres todo un regalo y como ya te he dicho muchas veces pura inspiración... tengo que hacer tus trufas (las del tequila) y mil cosas más.. pero es que, madre mía, cómo me puedes conocer tan bien ¿? adoro los mochi... y encima con la pasta de alubias rojas, que aunque reconozco que se necesita entrenamiento cuando le coges el punto es insustituible, una maravilla... me acabas de enseñar a hacerlos y no dudes que te los voy a copiar, a publicar y a dedicar... para que veas, aunque desde luego es imposible que me queden ni un cuarto de bien que los tuyos... pero me esforzaré muchísimo e intentaré ser buena alumna, profe, ya me dirás qué te parecen, de momento tengo que ir a por los ingredientes! Gracias, me has emocionado, de verdad! Besitos mil guapa!

mamilu dijo...

Vaya plato tan especial, cuanto me queda por aprender querida!!! BESOS.

Bea @ CancunCOOKIES dijo...

Se ve delicioso, Guadalupe! Me encanta el té verde... me gustaría conseguir aqui ese concentrado para hacer muchos postres y bebidas... Saludos!

María Jesús dijo...

Hola Guadalupe!

Gracias por tu comentario lo primero.

Lo segundo el plato este no lo había oído nunca, he de preguntar en tiendas asiáticas como bien dices, creo que en Oviedo, mi ciudad han abierto una hace poquito. Si encuentro productos lo intento y te cuento.

Decirte también, que para hacer mi postre, no importa tenr th, de hecho estoy segura que si bates en la batidora todo a excepción de la harina te saldrá exactamente igual.

haz la prueba no hay nada que perder.

Mira yo he encendido el horno a 50º y he metido allá el brioche cuando esté calentito lo apagas y verás como sube la masa y ya pasado un buen rato, lo miras y si esta ya bien alto a 200 y listo en 15 minutos o menos o 20 como mucho,

Haz la prueba tu tambien y verás como resulta.

Bonita semana para ti tambien, (aqui hoy hace mucho frio)

nieves dijo...

Otro besito, gracias:
http://igloocooking.blogspot.com/2012/01/hojaldre-de-solomillo-con-crema-de.html

María dijo...

Guadalupe, seguro que a Nieves le ha encantado tu dedicatoria. La verdad es que no conocía este postre pero si lo has preparado tú seguro que es una delicia. Un besazo.
cosicasdulces.blogspot.com

chusa dijo...

Hola Lupita cuanto me alegra volverte a ver pues es verdad que estoy poco conectada ùltimamente por mis obligaciones extrabloggeras, lo cual me apena mucho, de verdad que me tenéis superenganchada...
Esta receta japonesa me ha encantado y me la guardo para cuando quiera sorprender a los mìos con algo exòtico. Qué razòn llevas en lo que dices de la gente maravillosa que has descubierto en este mundillo, a mi me ha pasado exactamente lo mismo, y una de esas personas especiales eres tù, igual que Nieves pura alegrìa en la pantalla.
Un beso muy grande y que sepas que aunque me veas poco yo no te olvido.
Desde Venecia, Chusa

mariO dijo...

Hola Lupita!

Qué rico te quedó ese postre tan oriental, y si te lo recomendó Nieves... me imagino que te quedó de lo mejor!!, hasta se me antoja

Lastima que aquí donde vivo no encontraria el arroz glutinoso, sólo que lo encargara a un japonés, jeje...


Un saludito Luita!

Julia dijo...

¡Qué exótico! me encanta probar sabores nuevos.

Besos,

Manderley de GuindillayCanela dijo...

Nunca los he probado y tienen muy buena pinta, me gusta.

Besos

nieves dijo...

Hola guapa, me han encantado y los he publicado, un par de fotos en mi FAcebook para que te visiten los que quieran hacerlos! puedes verlo en Facebook en igloo cooking
https://www.facebook.com/profile.php?id=100002896550750

Besitos y gracias mil de nuevo!
También desde mi blog puedes entrar en mi facebook, dime qué tal!! Más besitos

Guadalupe Zimmermann dijo...

Querida Nieves, me emociona mucho que te haya gustado la receta, pero sobre todo el haberte hecho una alegría.
Estoy segura que te saldrán muy bien, pues eres muy hábil!

Te mando un beso con cariño.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Mamilu, en efecto es un plato éxotico y muy rico! Tienes razón a todos nos falta mucho por aprender!

Un besito y bonito domingo.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Bea, que bueno que te guste y si es un postre muy rico y si te gusta el té verde, te encantará!

Estoy casí segura que puedes conseguir el concentrado de té verde en el D.F. e imagino que te lo pueden mandar por paquetería!

Un beso.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola María Jesús, muchas gracias por todos tus consejos, ten por seguro que los seguiré al pie de la letra y lo conseguiré!

Ya me contarás si pudiste conseguir todo y qué tal quedo!

Un beso grande.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Querida María, muchas gracias por tu cumplido. A Nieves le ha encantado y eso me ha emocionado mucho!

Te mando un beso enorme.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Querida Chusa, gracias amiga, me emociona tanto leer tus palabras y para mi también es un verdadero honor e inspiración conocer personas como tu.

Ya me contarás cuando hayas preparado a los tuyos este postrecillo!

Gracias por estar ahí y te mando un beso enorme. Feliz domingo.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola MariO, es un postre bastante exótico, pero delicioso.
Nieves no me lo recomendó, sino que yo se lo dediqué a ella (pues sé que Japón le fascina), agradeciendo sus palabras y su dedicatoria hacia mi en su blog!

Estoy segura que si encuentras esta harina de arroz glutionosa en Oaxaca y supongo que te la pueden enviar por paquetería.

Te mando un beso y te deseo un hermoso domingo.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Julia, muchas gracias. Estoy segurá que te encantará!

Un besito y bonito domingo.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Hola Manderley, te agradezco tu comentario... cuando tengas oportunidad de probarlos o hacerlos, estoy segura que te gustarán mucho!

Un besito y feliz domingo.

Guadalupe Zimmermann dijo...

Querida Nieves, ya los he visto en FB, están estupendos, muchas gracias.

Un beso a ti guapisima, eres un amor!